quarta-feira, 26 de agosto de 2009

Enseñar a ir al baño al niño con Espina Bífida

Observaciones generales
Aprender air al baño esun evento muy importante para los niños. En nuestra sociedad, los niños empiezan a controlar la vejiga entre los 2 y 3 años de edad y pueden contener la orina durante el día a la edad de 5 años. Generalmente, el control de los intestinos se da antes del control de la vejiga, ya que las deposiciones ocurren con menor frecuencia y son más predecibles. Desde el punto de vista del desarrollo, el niño debe poder sentarse, seguir instrucciones y permanecer seco al menos por dos horas para que estélisto para aprendera iral baño solo.

Comúnmente, el niño con espina bífida tiene daño en los nervios que controlan el intestino y la vejiga. Estos nervios salen dela médula espinala nivel de los huesos sacros, que está nen la base de la columna vertebral en la parte baja dela espalda. Puede que queden algunos nervios "sanos" y esto hace que algunos niños logren un cierto grado de control de la vejiga y del intestino. Sin embargo, menos del 15 por ciento de las personas con espina bífida encapaz delograr una continencia urinaria e intestinal total sin el uso frecuente de sondas o medicamentos.

Introducción
Si no se considera médicamente necesario comenzar un cateterismo o programa de entrenamiento de los intestinos, las familias pueden esperar aver qué habilidades de muestra el niño por sísolo. En el caso de un niño con espina bífida, la edad para aprender a ir al baño puede ser un poco tardía. Por lo general se recomienda que el programa de continencia comience antes de que el niño empiece a ir ala escuela.

La preparación para que el niño haga las deposicionesen el baño comienza temprano. Lo más importante es prevenir el estreñimiento en infantes y niños pequeños para que los intestinos mantengan el tonoy semantengan funcionando adecuadamente. Pararegularlas deposicionesen un niño muy pequeño, se pueden utilizar frutas y jugos, agua y aditivos (tales como los suplementos de fibra). También se pueden utilizar estimulantes rectalespara provocar la evacuación y reducir el estreñimiento. Entre más se evite el estreñimiento en los niños pequeños,hay más probabilidadesde que años más tarde ellos aprendan a controlarlos intestinos. Es degran ayuda si a los niños se les permitee ntrar al baño. Aprender que los adultos van al baño para hacer sus necesidades y que esto esalgo privado, ayuda a quelos niños adquieran un comportamiento adecuado.

Puesto que el control delos intestinos regularmente se da antes del control urinario, confrecuenciaes útil comenzar la enseñanza de ir al baño concentrándo se en el funcionamiento delos intestinos. Llevar un registro dela ocurrencia de las deposiciones porunas tres semanas puede ayudar a determinar si hay un patrón natural en laevacuación delos intestinos. Una buena manera de comenzar es colocar al niño en el inodoro por unos 15 o 20 minutos después de comer, asegurándo se de que los pies estén apoyados y enseñándo le a"hacer fuerza" y a"expulsar". Elogie al niño por cooperar con el programa. Comiencere compensándo lo por cooperar, luego por evacuar en el baño y finalmente por los días en los que no tenga"accidentes". Llevar lo al baño a las mismas horas eslaclave de este método para controlar los intestinos.

Si esta estrategia de "formación de hábitos" no produce la continencia social, se recomiendaun programa de higiene. Algunos de los métodos empleados en el programa de higiene son la estimulación digital, los supositorios, los enemas grandes o pequeños, o abocamientos quirúrgicos para administrar enemas. Si se realiza cualquierade estos programasa las mismas horas, hay mayor probabilidad de éxito. La Asociación de Espina Bífida tiene publicaciones y nombres de clínicas que le pueden ayudar para seleccionary seguirun programa de entrenamiento para la evacuación.

Consideraciones especiales
Aunque el niño no logrela continencia urinaria hasta más tarde, hay algunos signos que pueden indicar si hay potencial para el control urinario. Tanto los niños que producen una buena cantidad de orinacomo los que tienen periodos de sequedad entre evacuaciones de orinay que indicancuándo tienen deseos de orinar, tienen un mayor potencial de controlarla orina. Si un niño con espina bífida se orina constantemente, nunca produce una buena cantidad de orina nide muestra sus deseos de orinar, el pronóstico de que aprenda a controlar la vejiga no es bueno. No hay nada de malo en tratar de enseñar air al baño, siempre y cuando los padres lo hagan de manera positiva y conexpectativas realistas.

Enseñar a orinar en el baño no es diferente a enseñar "normalmente"a evacuar, excepto por la intensidad y la edad. Colocar al niño enel inodoro inmediatamente después de despertarseen la mañana y luego aproximadamente cada dos horas durante el día puede aumentar los periodos de sequedad. Es útil seguirlos mismospasos practicados para enseñar a"evacuar"en el baño. Estos pasos de ben incluir quitarse la ropa, sentarse en elinodoro, volvera colocarsela ropa, vaciar elinodoro y lavarse las manos. En este caso también pueden ayudar las recompensas por la cooperación, por orinar en el inodoro y, finalmente, por los días "sin accidentes".

Cateterismo intermitente limpio (CIC, porsus siglas en inglés)
Si ir al baño en horarios constantes no aumenta los periodos de sequedad, se recomienda seguir un programa de medicamentoso un CIC. El CIC consisteen introducir un pequeño tubo de plástico dentro de la vejiga cada cierto tiempo con el fin de extraer la orina. Generalmente esto sehace cada tres o cuatro horas durante el día. Si el niño no estáseco entre cada cateterismo, amenudo usar medicina para relajar la vejiga puede ayudarle a permanecer seco. Es importante recalcar queni el CIC nilos medicamentos disminuyen la capacidad innatade control urinario del niño. El CIC simplemente vacía la vejiga por completo cada cierto tiempo y los medicamentos relajan lavejiga y aumentan la tensión del esfínter. Si el CIC y la medicina no producen la continencia social, es probable quese necesite cirugía.

Conclusión
Enseñar a ir al baño es una parte importante del desarrollo en nuestra cultura y tiene implicaciones físicas, emocionales y sociales. Determinar las habilidades en esta área y luego abordar adecuadamente el control urinario e intestinal es muy importante para la salud y el bienestar delos niños con espina bífida. Lo más importanteque hay que recordar es que nadiecon espina bífida debería vivir con una incontinencia urinaria e intestinal descontrolada. Una buena atención médica y programas personalizados pueden tratar satisfactoriamente la incontinencia.

Recursos
"Bowel Continente and Spina Bifida" ("Continencia intestinal y espina bífida"),S. Leibold, et al.SBAA, 1995.
"Toilet Training and Bowel Management for theChildwith Spinal Cord Dysfunction ("Laenseñanza de ir al baño para losindividuos con autismo y trastornosrelacionados"),M. Wheeler,Future Horizons, Inc., 1998.
"Bladder and Bowel Management for the Childwith SpinalCord Dysfunction"("Elmanejo de lavejiga y de los intestinos para los niños con disfunción de lamédula espinal"),L. Merenda, J. Brown, Journal of Spinal Cord Medicine, SCI Supplement, p. 16-23.
"Incontinence: Toilet Training a Child with Special Needs" ("Incontinencia: Laenseñanza deiral baño para un niño con necesidades especiales"),C. Keeler, ExceptionalParent,octubre de2000, p. 82-86.
"Incontinence:Toilet Talk" ("Incontinencia: Conversación sobre el baño"),G. Paley, et al.ExceptionalParent,noviembre de 2000, p. 96-102.
Colaborador de esta hoja informativa: Jean Brown, MS, APRN, RNC. Internet:www.spinabifidaassociation.org

Nenhum comentário:

Postar um comentário

Postar um comentário

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...